¿Qué es la calidad en la educación?

CALIDAD EDUCATIVAEn esta entrada vamos a introducir los términos de calidad en la educación. Se habla mucho de ella, pero ¿qué es realmente? ¿Qué hace que podamos decir que un centro imparte una educación de calidad?

En mi opinión, la educación es de calidad cuando TODOS los alumnos consiguen integrar el máximo de conocimientos y mejoras respecto aquellos que ya tenían. Además, son capaces de desenvolverse de manera segura ante diversas y diferentes situaciones problemáticas lo más semejantes posibles a la vida real. Pero para ello, es necesario que  lo que se enseña cumpla con las necesidades que tendrán el día del mañana los mercados laborales, focalizar sobre la manera de transmitir el conocimiento para que los alumnos superen con creces las expectativas normativas y se haga de una manera ordenada y coherente, con los medios justos pero necesarios.

Se establece que para que una educación sea de calidad, es necesario atender a los siguientes puntos, que quedan englobados en dos subgrupos: agentes facilitadores y agentes de resultados.

esquema calidad educativa

Hay ciertos indicadores que sirven para analizar la calidad de un centro en función de las pautas del siguiente esquema:

  1. Orientación a la comunidad educativa (alumnado, familias, profesorado, entorno social,…etc).
  2. Liderazgo y constancia en los objetivos.
  3. Orientación hacia resultados.
  4. Desarrollo, implicación y reconocimiento de las personas.
  5. Gestión de los procesos y hechos.
  6. Desarrollo de alianzas.
  7. Aprendizaje, innovación y mejora educativa.
  8. Responsabilidad social.
  9. Planificación y estrategia.

Como soy de vía lenta, es decir, finalizo el máster en dos cursos académicos, analizaré los puntos siguientes basándome en mi propia experiencia como alumna en un centro de secundaria, aunque mi plan de estudios fuera diferente:

 1. En mi centro había comunidad educativa, que de hecho era bastante activa en cuanto al alumnado, teníamos una representación bastante inquieta en todas las reuniones que se hacían. Solían pasar por las aulas a explicar lo que pretendían, por lo que se quejaban y qué conseguían cuando había reuniones de claustro. En cuanto a los profesores, conozco algunos que siempre estaban en todas las reuniones importantes y normalmente estaban bastante implicados con las organizaciones de fiestas, tanto dentro del centro, como con las que se celebraban en el barrio. Mi instituto estaba bastante integrado con la vecindad y los servicios que prestaba. Algunos de los alumnos que también participaban de la organización de vecinos pertenecían a los grupos de coordinación dentro del centro.

2. Liderazgo: siempre tuvimos muy claro quién era el director del centro y las personas que más le ayudaban en sus tareas. Estos cargos creo que fueron los mismos durante toda mi etapa de BUP y COU. Algunos de ellos daban clases en FP y no recuerdo que hubiera ningún problema, así que supongo que realizarían bien su tarea.

3. En este punto sí que no sabría qué decir, puesto que no recuerdo que en mi época hubiera este tipo de pruebas externas. Y si las hubo a mi nunca me llegaron, por lo que no creo que fuera fácil acceder a ellas. Sin embargo, he intentado ver si actualmente estos resultados son accesibles en su página web y la sorpresa ha sido que tampoco he podido encontrarlos, …así que veo que en este punto sigue habiendo trabajo por hacer.

4. Desarrollo, implicación y reconocimiento de las personas: Aunque no puedo decir de qué manera se manifestaba la confianza entre los miembros de la comunidad educativa, recuerdo que había bastante buen ambiente y que la gente cuando se implicaba lo hacía durante mucho tiempo, así que intuyo que el equipo conseguía premiar a todos sus participantes por el trabajo que hacían.

5. Gestión de procesos y hechos: Partiendo de la base de que cuando yo estudié no se trabajaba así, no me queda más remedio que recurrir de nuevo a la página web del centro. Sí que veo un proyecto interesante de inglés y deporte, entre varios centros de varios países, un proyecto medioambiental colaborativo con el Ayuntamiento de la ciudad, pero veo algo que me “descoloca” y es que dentro de su página, “presentación de proyectos”, incluyen como proyectos de innovación educativa el “Pla d’Autonomia del centre” o “La Coral”…Creo que el blog no está bien planteado y es una pena que no expliquen nada más de los trabajos cooperativos que seguramente (a mi entender) se estarán aplicando, pero a los que no puedo acceder.

6. Desarrollo de alianzas: Se trata de un centro donde hay una línea de FP y se hacen prácticas. Debido a que familiares míos estudiaron en el mismo, sé que te facilitaba el contacto de algunas empresas que ya tenían convenios y en otros casos, era el alumno quien los ponía en contacto. Por otra parte, como ya he comentado, el instituto está muy relacionado con el barrio y con la ciudad. Algunas de las actividades que se desarrollan están estrechamente relacionadas y estos centros colaboradores participan sobretodo dejando sus instalaciones, permitiendo colaborar en la elaboración de algunos de sus productos o participar en sus tareas . También ayudaban y ayudan a impulsar y dar forma a distintos proyectos llevados a cabo por el centro. Algunos de estos serían: Orvepard, Tallers Slalom, Associació Down Lleida, Banc d’aliments,…etc. Sin embargo, debo admitir que de nuevo, me resulta difícil acceder a estos datos.

 7. Aprendizaje, innovación y mejora educativa: de igual modo que en los puntos anteriores, no sabría decir qué hacen o hacían los profesores para mejorar. En mi época no se hacía público y consultando de nuevo su página, veo que ahora tampoco.

8. Responsabilidad social: Recuerdo que se hacía una asignatura de ética donde profesores nos decían frases como “no seáis carne de cañón, estudiar y no dejar que los que tienen el dinero sean los únicos que accedan al conocimiento”. Seguro que habrá opiniones en todos los sentidos, pero desde mi punto de vista y en retrospectiva, creo que esa es la manera más clara ( y sí, también subjetiva) de fomentar una reflexión ética acerca de este tema en concreto. De manera general, recuerdo que los profesores de ética estaban bastante comprometidos con la igualdad de oportunidades, críticos con la política y la situación socio-económica del país, …etc. Se aprovechaban sus clases para realizar debates donde se discutía sobre diferentes temas, tratando al alumno como uno más, dejando de lado la situación de distancia entre profesor-alumno. Esto lo recuerdo bastante bien, me gustaban estas sesiones-debate porque los profesores nos transmitían sus opiniones y podíamos rebatir de tú a tú. Supongo que a nivel tutorial, esta vez entre centro familias, también se daría esta relación. Pero no puedo afirmarlo, porque de nuevo creo que falta información en la página del centro y  no tuve experiencias personales al respecto.

9. Planificación y estrategia: Debo admitir que desconozco qué elementos de flexibilidad había y/o hay en lo que se planifica. Durante mi estancia, mi relación fue tan sólo de alumna, así que no se qué cómo se planteaban y, en la actualidad, revisando la página web, no puedo emitir ninguna opinión al respecto. No se definen sus principales documentos de centro (PEC, …etc), así que no puedo hacer valoraciones en cuanto a la flexibilidad de estos documentos porque ni tan siquiera los puedo obtener.

Finalmente, no puedo acceder a ningún tipo de evaluación del centro, ni interna ni externa, así que a pesar de que tengo un buen recuerdo como alumna de mi paso por el instituto, como futura profesora que pudiera plantearse trabajar en él, me quedaría un poco a la deriva, debido a la falta de información que he podido constatar. Es una sensación agridulce, porque mi experiencia fue buena, pero darme cuenta de que todos estos estándares de calidad quedan desiertos, hace que me sienta un poco decepcionada…[…].

Vuelvo a escribir en esta entrada porque quisiera aclarar que si bien la descripción que yo hice al principio de la misma,  poco contempla los indicadores que he analizado después, sigo pensando que la calidad en la educación debe tener como objetivo principal el alumno directamente y la evolución de su aprendizaje. Es cierto, eso sí, que si todos los puntos anteriormente analizados funcionan, muy probablemente el ambiente en el centro y entre la comunidad educativa ayudará a que se consiga con éxito tal fin.

Aclararé también que he valorado sólo el centro donde estudié BUP y COU (tengo ya una edad y como he comentado en anteriores ocasiones, no hice la ESO), que era público. En mi provincia existía el credo que para los cursos preparatorios a la universidad era mejor la educación pública. De hecho, los mejores resultados en la Selectividad los obtenían los alumnos que estudiaban en tres centros públicos muy conocidos. Y como ya he explicado, a mi me resultó fácil y conseguí mis objetivos.

Sin embargo, del mismo modo que para la educación pre-universitaria se valoraban mejor los centros públicos, en el caso de la EGB, puedo exponer dos opiniones diferentes. Cursé los primeros años en un centro público, y admito que no tuve ningún problema, pero luego mis padres decidieron cambiarnos a uno concertado.  Reconozco que  no me costó adaptarme porque se trataba de los primeros años, pero en el caso de mi hermano, no fue así. Él notó un gran cambio de nivel educativo, de compañeros, de profesores, de instalaciones…, vamos, casi todo. Le costó mucho adaptarse y aún ahora, reconoce que fue un cambio que le marcó, porque no llegó a conseguir el grado de confort que tenía en el anterior centro. Allí tenía notas bastante altas y en este, casi no aprobaba ninguna asignatura.

En mi caso fue distinto, yo me adapté bien, y cuando tuve la posibilidad de quedarme en el mismo centro para hacer el BUP o marchar a uno público, elegí la segunda opción. De nuevo no me costó adaptarme, seguí bien el nivel de las asignaturas y, si bien reconozco que el seguimiento del alumno no era tan intensivo como en el centro concertado, no le doy demasiada importancia, puesto que como he dicho, para mí la calidad en la educación es ayudar al alumno a conseguir sus objetivos, y en mi caso, fue así, sin reservas.

Por tanto, afirmo que estoy a favor tanto de la escuela pública como de la concertada. No valoro la privada porque no la conozco. Eso sí, la pública debe ponerse las pilas para poder exigir un buen nivel de formación a sus alumnos, pero en primera instancia, debe exigirse ese mismo nivel a toda la comunidad educativa, para ayudar a conseguir las metas establecidas. Eso incluye no sólo abastecerse de mucho material tecnológico o recursos, sino también en procurar que sus miembros sean buenos docentes, estén implicados con su trabajo y se mantengan al día de los nuevos avances, que sean ante todo exigentes con ellos mismos.

Y con respecto a la concertada, como crítica constructiva ( que no tiene por qué aplicarse ni en todas ni en todos los casos) creo que deberían centrarse más en la educación no sólo de contenidos, sino también de valores, y trabajar para ir disipando la creencia de la posible formación de clases sociales o guettos “cool” (a pequeña escala) que parece que siempre les ha perseguido. En otras palabras, el hecho de que tus padres puedan pagarte esta escuela no significa ipso facto que seas ni más guay, ni mejor. En ambos casos, “mejor” significa que tienes que trabajar igual o más para conseguir el mismo objetivo que en la pública: evolucionar como personas formadas y educadas, adaptadas a nuestro sistema para poder en un futuro abrirte puertas y ayudar a la sociedad y a ti mismo.