Diario_Sesión 14 y última… o ¿casi?_(2016/06/02): Cerrado por vacaciones…

Vaya, en la anterior entrada me anticipé vaticinando que sería la última del bloc porque aún quedaba la última sesión de clase, justamente la que tuvimos ayer día 2 de junio. Pero esta vez sí, con esta entrada daré por finalizada esta libreta de abordo que me ha ido acompañando a lo largo de todo el curso.LETRERO VACACIONE

A pesar de que al principio, cuando Toni nos pidió que registráramos todo en este cuaderno diario, me pareció un tanto pesado, ahora que estoy escribiendo por última vez me da un poco de pena que se acabe.

Confieso que nunca había hecho un blog, ni se me hubiera ocurrido, porque creía que no tenía nada que contar, pero de forma muy grata, a medida que iba transcribiendo mis pensamientos y opiniones me iba gustando cada vez más. Reconozco que antaño disfrutaba escribiendo relatos literarios cortos, pero conforme me iba profesionalizando en el mundo de la ingeniería, este pequeño hobby se fue apagando…[…].

Sin embargo, en esta plataforma, donde al principio por obligación, y luego casi como diversión, podía expresarme libremente, me fueron resurgiendo las palabras, quizás no con la misma calidad, pero sí regresaron las construcciones literarias y mi particular forma de escribir. Sí, lo asumo, sé que una persona de ciencias suele redactar de forma mucho menos rocambolesca, no obstante, no es mi caso. Quizás soy la excepción que confirma la regla, una ingeniera que escogió su trayectoria profesional por una simple fotografía y que dejó aparcado su más que correcto recorrido en el mundo de las letras…Bueno, como dice ese gran proverbio de la sabiduría tradicional “No hay bien que por mal no venga“.

Aquí dejo un artículo publicado que habla sobre las utilidades de los blogs:

http://www.theguardian.com/higher-education-network/blog/2013/dec/02/why-do-academics-blog-research

Aunque he encontrado este otro artículo que es también muy interesante…:

http://firstmonday.org/article/view/2962/2580

Valoraciones del máster, asignatura de innovación y profesor:

Bien, después de esta “breve” introducción (muy de mi estilo…[…]…), voy a expresar por última vez cuáles han sido mis sensaciones a lo largo de este curso, desde una perspectiva más genérica (máster), pasando por esta asignatura en particular y su profesor.

Debido a que aún me queda un curso para finalizar el máster, no dispongo  una visión genérica del mismo. He echado mucho en falta una educación más práctica, pero claro, por las opiniones de mis compañeros que sí han realizado el máster en un solo curso, este campo quedaría cubierto con la asignatura del Practicum. Por sus comentarios, creo que podré disfrutarlo más porque no tendré tantísimo trabajo y eso, estimo, será beneficioso.

Y es en este punto que me gustaría centralizar las siguientes líneas:  en general, no he entendido el carácter desbordante de trabajos y tareas que han caracterizado la línea del máster. Creo que la manera de plantearlo, no permite que haya un auténtico disfrute de lo que se está haciendo y eso me entristece. Si en la actualidad planea sobre esta profesión un desagradecimiento que ninguno de los docentes que hemos tenido ha ocultado, ¿no os parece un tanto desalentador que las personas que pretenden formarse para poder ejercer desde la ilusión y la motivación se topen con un estrés, a mi entender, tan injustificado?

Entiendo que en este mundo nadie regala nada, que las cosas hay que trabajarlas y esforzarse. Sin embargo,  ha habido momentos en los que he estado realizando algunas tareas en las que tenía que invertir mucho tiempo que  no sabía muy bien para qué servían. Con esto quiero decir que estoy totalmente de acuerdo en que hay que trabajar y experimentar, y la mejor manera para aprender es a base de realizar uno mismo el trabajo, pero a mi entender, el esfuerzo y el tiempo debería invertirse en actividades que fueran más prácticas. ¿Os acordáis de la frase “La potencia sin control no sirve de nada“?, pues en varias ocasiones mientras estaba trabajando me ha venido a la cabeza… Así que como dices tú, Toni, ahí lo dejo…

En cuanto a la asignatura de Innovación e iniciación en la investigación, mi opinión general es positiva, pero también con matices. Se nos han planteado muchísimos campos dentro del área de la educación que jamás pensé que existieran, se nos ha mostrado una manera de trabajar en las aulas que admito, siendo de un plan educacional muy tradicional (EGB/BUP/COU) nunca había experimentado, y siendo todas maneras muy nuevas de enfocar la educación, cuanto menos, han conseguido despertar  casi siempre mi interés. Por lo tanto, con esta asignatura se han abierto muchas puertas hacia diferentes y variopintas formas de vivir la Educación. No obstante, es cierto que incluso en algunas entradas así lo he manifestado, a veces han sido tantos los datos aportados en las sesiones que algunas veces me ha sido difícil seguir el hilo de las clases. Por otra parte, admito que si no fuera así, quizás no se habría podido tocar tantos hilos y nos hubiéramos perdido muchos campos. Así que entiendo que al final se nos ha expuesto un amplio abanico de posibilidades y somos cada uno de nosotros quienes por nuestra cuenta deberá indagar más en aquello que le motive o por lo que sienta mayor interés.

Quisiera añadir que el trabajo de la redacción del artículo, para los que no hemos tenido que realizar el TFM y no teníamos experiencia previa, ha sido duro. Es decir, en muy poco tiempo hemos tenido que decidir sobre qué queríamos hacerlo, buscar la información, traducirla y manejarla, darle forma, extraer contenidos,…etc. No quisiera dar la sensación de que me quejo por todo, pero creo que para llegar a tener un trabajo de calidad se precisa de más tiempo.

Y ya para acabar, en las siguientes líneas hablaré de ti, Toni, profesor de esta asignatura. ¡Ufff, ahora viene lo bueno! No tranquilo, no te asustes que no es para tanto…

Bien, uno de los motivos por los que una asignatura puede ser más o menos interesante, es por la manera en la que se nos transmite. Y de eso tiene gran culpa o mérito el docente que la imparte.

Desde mi punto de vista, el profesor de esta asignatura es uno de los más motivados que he tenido durante toda mi trayectoria como alumna. Se nota que le gusta lo que hace, que disfruta con su trabajo. Eso se transmite en tan sólo una clase con él. Me gusta también que nos explique sus propias experiencias no docentes, aunque sí relacionadas con el mundo de la educación. Quiero decir, a mí personalmente me gusta que los profesores tengan algo más que contar, no sólo de la asignatura. El hecho de que un docente te pueda explicar o informar sobre congresos, conferencias, actividades relacionadas con la docencia, hablar de cómo conseguir fondos europeos, o incluso hacerte llegar ofertas de empleo, significa que es una persona que tiene intereses más allá de los estrictamente formativos. Y de esa experiencia nos beneficiamos todos, puesto que es inherente en él transmitírnoslas.

Por otra parte, su talante con respecto a la clase es positivo. Se necesita poco tiempo para poder relajarte y hablar o plantear tus inquietudes durante sus sesiones. Es importante que los alumnos puedan sentirse cómodos para poder dejar fluir todo lo que se tenga que llevar a cabo durante una clase.

Y ya para acabar, es de agradecer que cuando entres en una clase, esperando sea como siempre, el profesor consiga darle un vuelco y te sorprenda con algún elemento inesperado o diferente; innovador. Aún recuerdo la clase de las tapas. El formato y el contenido me gustó, en primer lugar porque no me lo esperaba y porque no me apetecía una clase tipo expositiva, y por otra, porque se tocaron temas hasta ahora tabús, como permitir o no copiar en un examen. Chapeau!

Sólo puedo decir, a modo de comentario constructivo, que no me acaba de convencer no saber o no tener feed-back más trabajado de las actividades o trabajos realizados durante el tiempo que dura la asignatura y que quede para el final la evaluación total. No me gusta no saber en qué aguas navego…Aunque claro, esto es algo muy personal, así que, como tú siempre dices, la evaluación individualizada aún es un tema con muchas lagunas al respecto.


Valoración personal del bloc:

Bien, he expresado mis opiniones y valoraciones respecto el máster, la asignatura de innovación y su docente, así que ahora sólo me queda evaluar mi propio bloc.

No es tarea fácil, puesto que yo sé el tiempo que he invertido y el trabajo que ha llevado. Sin embargo, no sólo puedo fijarme en este punto. Y aquí me pregunto cómo podría atender a la diversidad, puesto que habrá alumnos que tendrán más facilidad para crear y formatear la presentación del bloc, mientras que otros serán mucho más creativos a la hora de la redacción de las entradas…Entiendo ahora cuando Toni nos planteas cómo solucionar este problema…Partiendo de la base de que todos somos diferentes, no podemos elaborar un método de evaluación adaptado a cada uno de nosotros, puesto que entonces la tarea del docente sería infinita, o al menos, tan extensa como número de alumnos tuviera…Para el curso que viene podrías proponerlo como una actividad complementaria a principio de curso y que al final te entregaran un recopilatorio de ideas, a lo mejor entre todos los futuros aspirantes a profesores y durante varios años, consigues hacer una buena recopilación con ideas creativas e innovadoras.

Para empezar diré que habría que tener en cuenta varios aspectos (dentro del contexto de la asignatura en cuestión):

CREATIVIDAD E INNOVACIÓN:40%

-Creatividad e innovación en formato.

-Creatividad e innovación en contenidos.

-Originalidad en las entradas.

-Originalidad en el resto de contenidos.

CONTENIDOS:40%

-Aportación de enlaces de interés que otorguen información extra y apropiada con el tema tratado.

-Exposición de los tema tratados en clase.

-Aportación de opiniones y valoraciones argumentadas. Reflexiones justificadas.

 WIP:10%

-Se ha ido rellenando la libreta de clase de forma más o menos continuada.

FORMATO:10%

-Se pueden encontrar las entradas de manera fácil.

-Se puede navegar por el bloc fácilmente.

-Ortografía correcta.

Como profesor y en función de las categorías que yo evaluaría y las ponderaciones que les he puesto, mi bloc debería obtener más o menos un 7 de media,  un notable.

Al contrario, como alumna, en función del trabajo  y las horas invertidas, me pondría un 8,5 o un 9.

Así que sí, estoy totalmente de acuerdo en que evaluar es un trabajo complicado que como en muchas ocasiones ocurre, consta de muchos “ímputs” que son muy difícilmente calificables. En este preciso momento, creo que la mejor solución es la evaluación continua, con muchos trabajos intermedios sin que sea preciso invertir tanto esfuerzo en la preparación y ejecución de un examen final, pero que vayan dejando huella tangible del proceso de evaluación del alumno. Esto también puede ayudar en los casos en los que por los motivos que sean, los chicos no puedan presentarse personalmente a la prueba, con una buena distribución de los tantos por cien de las notas y un seguimiento diario, también se puede obtener una calificación final, porque ya  no será necesario asistir un día en concreto.

Por poner un ejemplo, la asignatura de Tecnología II, sin que esté de acuerdo en las actividades propuestas para evaluar, es decir en el contenido, creo que ha orientado la evaluación de manera correcta en cuanto al formato, a la manera de obtener la calificación final, puesto que ha puntuado siguiendo este patrón.

Y ya para acabar en clave de humor, adjunto esta fotografía, cuyo tema me ha parecido gracioso, y hablando de evaluación y exigencia…: 🙂

http://www.risasinmas.com/padre-exigente/

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s